Hace tiempo estuve reflexionando a cerca de un tema que a mi en lo particular se me hace trascendental en la vida de todo ser humano: el amor. Me di cuenta que es mucho lo que se dice acerca de esto de manera muy superficial y definitivamente el amor que nos venden la televisión y muchos otros medios de comunicación no es real. Es por esto que al no contar con modelos correctos de amor verdadero muchos de nosotros tarde o temprano llegamos a plantearnos la misma pregunta ¿Cómo saber si la persona que está a mi lado me ama de verdad? o ¿Cómo se que estoy amando de verdad?

Así, me gustaría proponerte puntos muy específicos que pocas veces te dicen sobre el amor y que sin embargo son trascendentales para entenderlo e identificarlo a plenitud.

El amor verdadero…

Está centrado en el otro. Esta es la regla más importante del amor y te recomiendo que la memorices muy bien. De ella derivan todas las demás. El peligro más grande del amor, es el amor mismo pero mal enfocado. ¿Por qué? Porque cuando el amor está enfocado en ti y no en el otro (persona amada) se convierte en egoísmo que es el contrapuesto del amor. El verdadero amor sólo adquiere sentido cuando se ejerce en el otro, no en uno mismo. El amor se empieza actuando de cara al prójimo y entonces, sólo entonces, se obtienen resultados positivos de regreso a nuestra persona. ¡Saber esto es importantísimo¡
Frase clave: El amor es generoso

Está 100% ligado a la verdad y al bien. En la persona amada vemos la representación más fiel de la verdad, claro, si es que hemos emprendido la búsqueda de la misma (solo se ama lo que se conoce). Así , sabemos que junto a ella nos acercaremos cada vez más al bien último. Es muy sencillo, quien te ama de verdad te llevará a realizar acciones correctas y buenas. El que ama busca el bien de la persona amada.
Frase clave: El amor es bondad (tiende al bien).

Te convierte en héroe. ¿En héroe? Así es. Quien ama de verdad lo demuestra con actos mucho más allá de lo ordinario. Por la persona amada, somos capaces de realizar todo aquello que usualmente no nos atrevemos a hacer. Lo imposible de repente nos resulta posible y nos creemos capaces de combatir al mundo entero y todos sus males con tal de triunfar por nuestra causa. Qué padre es que alguien haga por ti lo que no haría por nadie más simplemente porque te ama.
Frase clave: El amor es heróico.